Redes Sociales

Técnica fácil para aplicación de Toxina Botulínica Tipo A en casos de sonrisa gingival

Share:
La sonrisa gingival ó gummy smile es aquella en la cual se muestra gran cantidad de encía, mayormente por que al sonreír el labio se eleva demasiado provocando su mayor exposición. Existen muchos factores que pueden provocar esta condición.


Entre las causas más comunes de las sonrisas gingivales tenemos:

  • Maxilar protruído (clases II esqueléticas)
  • Problema vertical del maxilar superior
  • Bolsas periodontales falsas, en éstas ocurre una hiperplasia gingival que cubre parte de los dientes, se soluciona con gingivoplastía.
  • Labio superior corto
Debemos valorar si existen estas condiciones (entre otras más) previamente, y proponer el tratamiento permanente correspondiente a cada uno , si el paciente prefiere una alternativa al tratamiento permanente (generalmente quirúrgico) o quiera visualizar un tratamiento quirúrgico antes de realizarlo como tal, podremos realizar el procedimiento reversible con la Toxina Botulínica tipo A.

El protocolo

Primero debemos estar debidamente capacitados y contar con todos los permisos y certificaciones correspondientes para la aplicación de Toxina Botulínica tipo A., realizar una debida historia clínica, así como el consentimiento informado correspondiente a la infiltración del producto.

Medir, Sondear

Debemos medir los milímetros de sonrisa gingival, para ello nos podemos ayudar de una sonda periodontal. En el caso de la imagen medimos 8mm de encía expuesta al sonreír.


Zona de aplicación

El siguiente paso será identificar la zona de aplicación, podemos realizar un marcaje de los puntos de aplicación, los cuales deben ser en el músculo elevador del labio superior (lateral a las alas de la nariz)


Preparación

Vamos a preparar el vial de Toxina Botulinica tipo A de 50u, con 50u de solución  salina 0.9% ayudándonos de jeringas intradérmicas de 50u. De este modo tendremos 1 unidad de Toxina, en 1 unidad de solución.

Técnica

Realizaremos la aplicación intramuscular, infiltrando la Toxina Botulínica tipo A, precargando las jeringas intradérmicas con las unidades necesarias para cada inyección. ¿Cuántas unidades? 1 unidad por cada milímetro. En el caso que estamos viendo, la encía tiene una visualización de 8mm, por lo que infiltraremos 8 unidades en cada aplicación.

Se realiza desinfección de la zona de aplicación con alcohol, esperamos a que evapore y procedemos a la inyección, la cual debe ser directamente en los puntos identificados previamente.

¡Y Listo!

Realizado el procedimiento (que como ves es muy rápido), daremos las indicaciones correspondientes a la aplicación de Toxina al paciente, las cuales incluyen no aplicar ningún tipo de sustancia en la zona de inyección, no masajear la zona, y mantenerse sin actividad fuerte. Evaluaremos el resultado final en 8 días posteriores, donde podremos ver el efecto máximo de la toxina botulínica.


Como podemos ver el resultado es extraordinario, el efecto de la toxina botulínica es reversible, puede variar entre 6 a 12 meses dependiendo del organismo de cada persona.

Es importante que este procedimiento sea realizado por un profesional, por personal capacitado para su aplicación.


Dejen sus dudas y comentarios. 😀


NOTA: Esta nota pretende ser informativa, exclusivamente para profesionales de la salud que quieran conocer generalidades sobre el uso de Toxina botulínica tipo A en el tratamiento de la sonrisa gingival. Este sitio, no se hace responsable por el mal uso o mala interpretación de la información.

No hay comentarios.